Afección cuyos síntomas incluyen un desbalance del recuento de células K-3, presión intravascular elevada y aumento de la actividad electroforética. La mayoría de los humanos son inmunes a esta dolencia, pero el Teniente Reginald Barclay contrajo esta infección en el año 2371 debido a que sus células T, que normalmente actúan sobre esta enfermedad, estaban con sus genes deshabilitados.

Apariciones y/o Menciones[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-NC a menos que se indique lo contrario.