Memory Alpha
Advertisement
Memory Alpha
19 895
páginas


"¿No puedes ver lo que estás haciendo? ¿Estás ciego a lo que representan? Entonces vete. Tu sangre pintará el camino hacia el futuro".

Gowron, 2367 (TNG: "Redemption, Part I")

La Guerra Civil Klingon fue un conflicto interno dentro del Imperio Klingon que estallo tras la muerte del Canciller K'mpec, donde la Casa Gowron y la Casa Duras se enfrentaron para tomar el liderazgo del imperio. En un inicio, se habia nombrado al Capitan Jean-Luc Picard como arbitro de la sucesion y se descubrió la trama de Duras, muriendo en el proceso, las hermanas de este, Lursa y B'Etor presentaron al hijo de Duras, al que objetaron que Gowron fuera nombrado Cancillero del Imperio, y desataron una guerra donde las fuerzas klingon se dividieron en apoyo a cada casa klingon por el poder.

En el proceso, la Federación Unida de Planetas se involucro en el tema logrando desenmascarar el plan y apoyo secreto a la Casa Duras del Imperio Estelar Romulano.

Antecedentes[]

El conflicto tuvo sus raíces en el reinado de K'mpec, el canciller más longevo del Imperio. Aunque K'mpec gobernó con puño de hierro y logró mantener la paz dentro del Imperio, su influencia comenzó a decaer a medida que crecía y comenzaron a desarrollarse dos facciones opuestas. La primera facción, liderada por Gowron, favorecía la continuidad de la alianza con la Federación y mantener politicas mas hacia el interior del Imperio, mientras que la segunda facción, liderada por Duras, buscaba establecer una política más independiente y agresiva para el Imperio. Duras, gracias a sus influencias y corrupcion, contó con el apoyo de una mayoría del Alto Consejo, mientras que el apoyo de Gowron provino en gran medida de personas ajenas a la política y personal militar, mas entre el pueblo klingon.

Cuando surgió evidencia de que Ja'rod, jerarca de la Casa Duras había traicionado a Khitomer ante los romulanos, K'mpec conspiró con el Consejo para echarle la culpa a Mogh en un intento de evitar una guerra civil, lo que llevó al descrédito de su familia, entre ellos, su hijo mayor, Worf. Esta acción, sin embargo, sólo pospuso el conflicto.

Las tensiones llegaron a un punto crítico a principios de 2367 con la repentina revelación de que K'mpec estaba muriendo. Había sido envenenado lentamente por Veridium Seix que se había introducido en su vino de sangre. Como el asesino no había mostrado su rostro a su víctima, la tradición klingon consideraba que el acto carecía de honor. Al reconocer la corrupción que se había arraigado en el Imperio, K'mpec decidió que no podía confiar a ningún klingon la tarea de elegir al próximo líder del Imperio. Por lo tanto, tomó la acción inaudita de seleccionar a Jean-Luc Picard, un oficial humano de la Flota Estelar, como árbitro de sucesión.

Picard inicialmente rechazó la solicitud de K'mpec, afirmando que un oficial de la Flota Estelar no tenía por qué elegir al próximo líder del Imperio Klingon. K'mpec respondió diciendo que todo lo que estaba haciendo era pedirle a Picard que determinara cuál de los dos retadores lo mató, lo que eliminaría a esa persona de competir por el liderazgo del Consejo. K'mpec argumentó además que una guerra civil klingon involucraría inevitablemente a potencias vecinas: la Asamblea Tholiana, la Alianza Ferengi y, en última instancia, el Imperio Estelar Romulano y la propia Federación. K'mpec señaló que a quienquiera que lo hubiera matado de manera tan deshonrosa, ya fuera Gowron o Duras, no se le podía permitir gobernar el Imperio. Preocupado por la perspectiva de una guerra interestelar masiva, Picard aceptó arbitrar la disputa.

Muerte de K'mpec

Picard y K'Elheyr junto a Gowron y Duras tras confirmar la muerte del Canciller K'mpec, antes de que la bomba estalle.

El proceso de selección de un nuevo líder para el Imperio se vio interrumpido casi de inmediato cuando una bomba explotó en medio de la ceremonia de Sonchi confirmando la muerte de K'mpec. Un criado de las delegaciones de Gowron y de Duras murió en la explosión.

Picard, desconfiado de las advertencias de K'mpec sobre las acciones deshonrosas de Duras o Gowron, decidió proceder con cuidado. Revivió el antiguo ritual del ja'chuq, en el que cada contendiente intentaba demostrar su valía para liderar el Consejo, lo que retrasó la decisión final lo suficiente como para permitir que la tripulación del Enterprise investigara el bombardeo.

Lo que encontraron los oficiales del Enterprise fue inquietante: la bomba había utilizado un detonador de desintegración molecular, un tipo de dispositivo utilizado sólo por los romulanos. Dada la historia pasada entre la Casa de Duras y los romulanos, Duras había estado involucrado previamente en el encubrimiento de la culpabilidad de su padre Ja'rod por la Masacre de Khitomer unos veinte años antes, de la que oficialmente se atribuyó al padre de Worf, Mogh, por lo cual Worf decidió aceptar el deshonor para evitar que el Imperio se dividiera, ya que la casa de Duras se había vuelto políticamente poderosa: ahora había evidencia que apuntaba hacia uno de los contendientes. (TNG: Sins of the Father, Reunion)

El proceso terminó abruptamente con una pelea entre Duras y Worf. Duras había matado a K'Ehleyr, el embajadora klingon en la Federación ante el Imperio Klingon, por investigar el asunto de la masacre de Khitomer y descubrir la complicidad del padre de Duras. Worf, como compañero de K'ehleyr, reclamó el derecho de venganza contra Duras y mató a Duras en un combate honorable. Aunque Worf era oficialmente persona non grata dentro del Imperio, el Alto Consejo consideró el asunto cerrado. Con Duras asesinado y su facción desacreditada, se despejó el camino para que Gowron asumiera el liderazgo del Consejo. (TNG: "Reunión")

Ave de Presa, Vor'cha y Galaxy

En medio, el IKS Bortas, nave del Canciller K'mpec, a sus lados Aves de Presa Klingon, el IKS Vorn de Duras y el IKS Buruk de Gowron. Frente a ellos el USS Enterprise-D. Al inicio del rito de sucesion.

Aunque Duras murió en desgracia, su familia no heredó esa desgracia. La corrupción de Duras se había extendido a gran parte del resto del Alto Consejo, que estaba dispuesto a apoyar a la Casa de Duras a pesar del tradicional deshonor de su líder ahora muerto. Lursa y B'Etor, las hermanas de Duras, asumieron el liderazgo de la Casa y comenzaron a reunir apoyo para dominar a Gowron. También se aseguraron la lealtad de tres destacados comandantes de flota, aumentando sus filas para un posible desafío militar al liderazgo de Gowron.

Gowron solicitó que Picard, como árbitro de sucesión, asegurara su instalación como canciller. Picard no salió de los límites de la ley klingon y rechazó la solicitud de ayuda de Gowron. Sólo le aseguraría a Gowron que respondería a cualquier desafío de acuerdo con la ley klingon.

El dia del rito donde Gowron seria colocado como Canciller del Imperio tomó una forma inesperada: Lursa y B'Etor presentaron al Consejo a Toral, un joven, hasta entonces desconocido, hijo ilegítimo y heredero de Duras. Toral desafió a Gowron por el liderazgo del Consejo, y el Consejo, controlado casi en su totalidad por partidarios de la familia Duras, respaldó su desafío.

Sela y Lursa

Lursa, hermana de Duras y Sela, Comandante Romulana encargada de dar apoyo a los Duras en la guerra.

Por lo tanto, Picard quedó en una posición extremadamente insostenible: si aceptaba el desafío de Toral, Gowron sería rápidamente asesinado y Toral sería instalado como líder, pero si rechazaba el desafío de Toral, la supuesta "intromisión de la Federación" de Picard se utilizaría como un grito de guerra para las fuerzas de Duras para arrebatarle el control a Gowron por la fuerza. Al final, Picard decidió rechazar el reclamo de Toral, argumentando que Toral no había reclamado ningún honor para sí mismo, al no haber librado ninguna batalla por el Imperio.

Sin embargo, en última instancia, Picard, como árbitro, reconoció a Toral como hijo de Duras, pero concluyó que Toral no merecía ningún honor ni distinciones por derecho propio y dictaminó que el derecho de liderazgo de Duras había muerto con él. Toral acusó al consejo de permitir que la Federación Unida de Planetas determinara el destino de los klingon. Les instó a que lo siguieran y luego se fue, y la mayor parte del consejo se unió a él. Gowron se habia quedado con pocos aliados en el Consejo, y la Armada Klingon en su mayoria no tomaba partido y se mantenia neutral. (TNG: "Redemption Part I")

Guerra Civil[]

Inicio[]

Ave de Presa ataca a Nave Vor'cha

Un Ave de Presa aparece junta al IKS Bortas y lo ataca con su cañon principal.

Poco después, Worf se acercó nuevamente a Gowron a bordo del IKS Bortas, ofreciendo ahora el apoyo de cuatro escuadrones leales al hermano menor de Worf, Kurn, a cambio de la restauración de su honor familiar. Gowron no se dejó convencer, ya que la familia Duras controlaba la mayor parte de la flota de las Fuerzas de Defensa Klingon. En cambio, instó a Worf a persuadir a Picard para que convenciera a la Flota Estelar para que le brindara ayuda. Worf no estaba dispuesto a hacer esto, sin embargo, la discusión fue interrumpida por un ataque repentino.

Un Ave de Presa Klingon leal a los Duras se había descubierto y abrió fuego contra los Bortas, y rápidamente se le unió una segunda Ave de Presa. Aunque eran más grandes y más poderosos que un solo Ave de Presa, el Bortas, superado 2 a 1, lanzo un llamado para sus naves leales.

El Enterprise-D ve el ataque

Vista del ataque al IKS Bortas desde el puente del USS Enterprise-D

El USS Enterprise-D estaba orbitando cerca, pero Picard ordenó al Enterprise que se alejara del área de combate. Aunque había servido como árbitro de Gowron y Worf era miembro de su tripulación, Picard no estaba dispuesto a arrastrar a la Federación a una guerra civil klingon acudiendo en ayuda Bortas. A bordo del Bortas, las armas fueron rápidamente restauradas y Worf asumió el puesto de armas. Gowron dio la orden de devolver el fuego, pero Worf dio otra idea.

El plan de Worf se puso en marcha y logro destruir un Ave de Presa con el cañon disruptor del Bortas. Pero aun quedaba uno que los seguia atacando.

Disparo de un Vor'cha

El IKS Bortas se defiende del ataque y destruye a uno de sus atacantes

Justo cuando los Bortas parecían indefensos, apareció una tercera Ave de Presa, el IKS Hegh'ta, bajo el mando de Kurn. Prometiendo lealtad a Gowron, Kurn disparó contra el primer Ave de Presa, obligándola a retirarse. Impresionado con el servicio de Worf y Kurn durante la batalla, Gowron, después de ser instalado como canciller, finalmente acordó restaurar el honor de su familia. Sin embargo, hubo poco tiempo para celebraciones, ya que las fuerzas de los Duras aún poseían un mayor número en la sangrienta guerra civil que siguió. Kurn, un abierto oponente tanto de Gowron como de Duras, había sido persuadido para que apoyara a Gowron por su hermano mayor, Worf. Kurn trajo consigo el apoyo de tres escuadrones de flota completos, lo que le dio a Gowron la oportunidad de luchar para resistir a sus enemigos. Envalentonado por este apoyo, Gowron decidió seguir adelante con su instalación como Canciller del Imperio Klingon. (TNG: "Redemption, Part I")

El Hegh'ta salva al Bortas

El IKS Hegh'ta, comandada por Kurn, llega a Qo'nos para ayudar a IKS Bortas contra sus atancantes.

Como primer acto como Canciller, Gowron revocó el descrédito que se había emitido contra Worf y la Casa de Mogh, restaurando el honor de Worf y Kurn. Ante la opción de volver al servicio a bordo del Enterprise o luchar junto a su hermano en apoyo de Gowron, Worf decidió renunciar a su comisión para luchar bajo el mando de Kurn a bordo del Hegh'ta. Después de que Picard se negara a involucrar a la Flota Estelar en el conflicto, Worf renunció temporalmente a su cargo como Flota Estelar, sirviendo como oficial táctico a bordo del Bortas y más tarde como primer oficial del Hegh'ta. (TNG: "Redemption, Part I", "Redemption, Part II")

Como líder oficial del Imperio, Gowron solicitó que la Federación enviara apoyo para luchar contra las fuerzas de la familia Duras según los términos del Tratado de Alianza. Jean-Luc Picard, actuando como representante de la Federación, se negó a comprometer recursos de la Federación, temiendo que una intervención directa probablemente condujera también a la intervención romulana, y calificó el conflicto como "por definición un asunto interno klingon".

Aunque la mayoría de la flota klingon aún no había elegido bando en el conflicto, Gowron estaba seriamente superado en número por las fuerzas de los Duras, que controlaban al menos siete escuadrones y habían acumulado una gran flota cerca de Beta Thoridar. Durante las siguientes dos semanas, las fuerzas de Gowron sufrieron tres derrotas importantes, la más notable en la Batalla de Mempa.

Guerra Abierta[]

Batalla de Mempa

Dos Aves de Presa leales a Duras atacan a un Ave de Presa leal a Gowron, el IKS Hegh'ta de Kurn, durante la Batalla de Mempa

Aunque la mayoría de la flota klingon aún no había elegido bando en el conflicto, Gowron estaba seriamente superado en número por las fuerzas de los Duras, que controlaban al menos siete escuadrones y habían acumulado una gran flota cerca de Beta Thoridar. Durante las siguientes dos semanas, las fuerzas de Gowron sufrieron tres derrotas importantes, la más notable en la Batalla de Mempa.

Batalla de Mempa[]

Maniobra de Kurn en Mempa

La maniobra de Kurn en la Batalla de Mempa, logro destruir a sus perseguidores y escapar.

Aunque la Batalla de Mempa fue una gran derrota para Gowron, también fue una batalla notable porque podría haber resultado en una derrota completa. El general Martok se convirtió por primera vez en una figura venerada en el ejército klingon por su heroico liderazgo ese día, siendo que en esa ocasión, se habían cometido muchas valentías para evitar la derrota total.

Además, el Capitán Kurn utilizó una maniobra brillante y poco ortodoxa al ordenar al Hegh'ta que usara una llamarada solar para destruir dos buques de guerra que lo perseguían, lográndola de forma exitosa, escapando y destruyendo a sus perseguidores en el sol del sistema. (TNG: "Redemption, Part I", "Redemption, Part II"; DS9: "Apocalypse Rising")

Apoyo Romulano a los Duras[]

Mientras tanto, en Qo'nos, Lursa y B'Etor tuvieron una reunion con Sela, Comandante Romulana encargada de la operacion entre los romulanos y los Duras, Lursa pedia desesperadamente a Sela le llegada de mas pertrechos que se habian retrasado, dado a las fuerzas de Gowron si bien eran inferiores en numero, tenian un mejor liderazgo que los habia debilitado a las fuerzas de Duras.

En el momento, reciben noticias que la Federacion se preparaba para intervenir en la situacion por lo que Sela misma, comandaria el Convoy Romulano en la Frontera frente a la Flota Estelar.

Este apoyo habia permitido a los Duras el reactivar bases y almacenes destruidos por las fuerzas de Gowron en repetidas ocaciones.

Intervención de la Federación[]

Armada de Picard

La Armada de 20 naves de la Federacion al mando de Picard salen a la Frontera Klingon-Romulana

En la Federación, muchos ojos observaban de cerca los informes provenientes de los campos de batalla. Aunque la Primera Directiva dictaba que la Federación permaneciera neutral en la guerra, el Capitán Picard señaló correctamente que si otras potencias, como los romulanos, estuvieran involucradas en el conflicto, entonces sería una gran preocupación para la Federación. Picard argumentó que la cadena ininterrumpida de victorias de Duras indicaba que estaban recibiendo apoyo externo.

De hecho, Picard señaló que los romulanos habían estado intentando desestabilizar la alianza Federación-Klingon durante los últimos veinte años, y era casi impensable que no se involucraran en una encrucijada tan crucial en los asuntos del Imperio. En una propuesta al almirante de flota Shanthi, Picard sugirió que la Flota Estelar bloqueara la frontera klingon-romulana e impidiera que cualquier barco enviara más apoyo, aún hipotético, a la familia Duras. Utilizando una nueva técnica llamada rejilla de detección de taquiones, incluso las naves camufladas serían detectables por los sensores de la Flota Estelar.

Shanthi y el Consejo de la Federación autorizaron el plan de Picard, y el USS Enterprise-D lideró una flota de 23 barcos en territorio klingon para desplegar la red de taquiones. Esta acción provocó protestas inmediatas del lado romulano de la frontera, ya que el Comandante Sela exigió que la flota de la Federación se retirara o sería considerada hostil y una potencial fuerza de invasión.

Qo'nos[]

Durante gran parte de la Guerra Civil, Qo'nos, el planeta natal klingon y capital del imperio, permanecio como zona neutral entre los combatienes, ya que antes que cualquier otra cosa, todos eran guerreros klingon y hermanos de batalla. Por ejemplo, en una de los bares de la Primera Ciudad de Qo'nos, Kurn, capitan leal a Gowron compartio tragos y palabras con Larg, un capitan leal a Duras, y si bien se veia que no era algo ameno, al final se desaron una buena y honorable muerte, alo que para los klingon es una buena despedida.

Aun asi, el planeta estaba lleno de agentes de Gowron y Duras que buscaban informacion o sabotear de alguna manera a su contrincante.

En el Consejo Klingon, Gowron y sus leales aun gobernaban los territorios controlados. Dado al apoyo secreto romulano, los Duras lograron reconstruir varios centros de almacenamientos que las fuerzas de Gowron ya habian destruido. Sin saber el por que, algunos leales a Gowron pensaban que su mal liderazgo era responsable del por que no ganaban, a lo que en al menos una ocacion, un comandante klingon reto a Gowron en un duelo ritual por el liderazgo, a lo que Gowron gano.

Final[]

En la frontera klingon-romulana, para provocar a los romulanos para que intentaran ejecutar el bloqueo, Picard sugirió que Gowron lanzara un asalto a gran escala contra las fuerzas de los Duras con la esperanza de obligar a los Duras a pedir ayuda a sus aliados secretos. Los romulanos mordieron el anzuelo, pero Sela suponia que este gesto era un plan de Picard, a lo que ordeno cambio en la flota romulana para tratar de evadir la red de taquiones de la Armada de Picard. Y aun que Picard viendo la situacion pensaba en ordenar reorganizar la armada para establecer una red mas fuerte para evitar que los romulanos pasaran, aun asi, Data, al mando del USS Sutherland, habia hecho cambios tecnicos en la nave y termino por deducir la trampa romulana, disparando varios misiles fotones en una ubicacion donde ya no se registraban las naves romulanas y acertadamente dio a las naves romulanas, estas, quedando expuestos tratando de entrar al Imperio para entregar pertrechos a los Duras, Sela ordeno que ya nada de se podia hacer y ordeno retirara regreso a Romulus. Dejando solas a las hermanas Duras y a los suyos.

El apoyo klingon colapso de la familia Duras a medida que se difundió el conocimiento de su colaboración con los romulanos, y la ofensiva de Gowron condujo a una victoria completa. En los últimos días de la guerra, Lursa y B'Etor huyeron de su base en Qo'noS cuando fue asaltada por las fuerzas de Gowron, abandonando a Toral para que se las arreglara solo. Acabó siendo condenado por traición por el Alto Consejo. En los días posteriores a la guerra, Gowron entregó el destino de Toral a Worf. Worf optó por perdonarle la vida a Toral, ya que había sido poco más que un peón de sus tías, una decisión de la que luego se arrepentiría. (TNG: "Redemption, Part I", "Redemption, Part II"; DS9: "The Sword of Kahless")

Consecuencias[]

Tras su victoria, Gowron procedió a establecer un control estricto sobre el Imperio. Nombró a los miembros completamente nuevos del Alto Consejo, incluido Kurn y varios otros aliados clave. Aunque la posición de Gowron se vio amenazada por la aparición de un clon de Kahless el Inolvidable en 2369, Gowron fue generalmente tratado como el líder indiscutible del Imperio hasta 2375. (TNG: "Rightful Heir", "Firstborn"; DS9: "Tacking Into the Wind")

Aunque Lursa y B'Etor huyeron, su influencia política no fue eliminada por completo. Durante los años siguientes, intentaron recuperar su estatus anterior haciendo un esfuerzo por recaudar fondos para contratar ejércitos mercenarios o tratando de obtener armas con las que chantajear al Alto Consejo. El comandante Benjamin Sisko mencionó la guerra civil a Odo cuando Lursa y B'Etor llegaron a Deep Space 9 en 2369. Lursa y B'Etor finalmente murieron en 2371, cuando su Ave de Presa fue destruida por el Enterprise-D en órbita durante la Batalla de Veridian III. Toral también intentó recuperar el poder en 2372 apoderándose de la Espada de Kahless, pero fue frustrado por Worf, Kor y Jadzia Dax. (DS9: "Past Prologue"; Star Trek VII: Generations; DS9: "The Sword of Kahless")

Por sus esfuerzos para poner fin a la guerra, el capitán Jean-Luc Picard recibió el premio Rising Phoenix. (PIC: "Remembrance")

A pesar de estar claramente orquestada por las Hermanas Duras y los Romulanos, una teoría de conspiración sugiere que los Vendorianos estuvieron detrás de la guerra civil, una acusación que refutan claramente (LD: "Caves")

Advertisement