Memory Alpha
Advertisement
Memory Alpha
19 895
páginas


"Esto es exactamente lo que quieren los Fundadores: Klingons contra Cardassianos, la Federación contra los Klingon". – Benjamin Sisko, 2372 ("The Way of the Warrior")

La Guerra Klingon-Cardassiana fue un gran conflicto interestelar resultante de la invasión del Imperio Klingon a la Unión Cardassiana, que duró desde principios de 2372 hasta mediados de 2373. La guerra devastó el estado cardassiano y contribuyó en gran medida a su eventual absorción en el Dominio, logrando así lo que la invasión klingon pretendía evitar. La manipulación de los klingon para lanzar un ataque no provocado contra los cardassianos resultaría ser una de las mayores consecuencias de la infiltración de Cambiante en el Cuadrante Alfa, este seria el mayor conflicto en el contexto de la Guerra Fria del Dominio

Revolución y paranoia[]

En 2372, surgieron informes a través de las fronteras selladas de la Unión Cardassiana de que el Comando Central Cardassiano había sido derrocado por un levantamiento popular, restaurando el poder a el consejo civil de Detapa. La creciente fuerza del movimiento disidente cardassiano, junto con la pérdida de seguridad debido al colapso de la Orden de Obsidiana después de la desastrosa Batalla de la Nebulosa Omarion, finalmente pudo eliminar uno de los regímenes más opresivos en el Cuadrante Alfa. En Qo'noS, la noticia se recibió bajo una luz diferente. El Canciller Gowron y el Alto Consejo Klingon se convencieron de que la revuelta en Cardassia Prime fue instigada por el Dominio y que el Consejo Detapa había sido reemplazado por Fundadores. Uno de los oficiales más influyentes de las Fuerzas de Defensa Klingon, el general Martok, pidió una invasión masiva del espacio cardassiano para acabar con la "amenaza cambiante".

Muchos klingon, que se habían vuelto inquietos después de décadas de paz, se unieron a él. No sabían que el propio Martok había sido reemplazado por un Cambiante, cuya misión de debilitar a los enemigos del Dominio se estaba llevando a cabo a la perfección. El emperador Kahless condenó la invasión, sin ningún efecto. (DS9: "The Way of the Warrior", "The Sword of Kahless", "Apocalypse Rising") La invasión involucró a un tercio de las fuerzas permanentes del Imperio Klingon, con más de cien naves solo en la primera ola. El plan era montar un ataque relámpago en el corazón del territorio cardassiano y conquistar el mundo natal cardassiano. Después de una victoria, la práctica tradicional klingon exigiría la ejecución de todos los funcionarios del gobierno y la instalación de un supervisor imperial para sofocar cualquier resistencia adicional.

El grupo de trabajo avanzado de más de cincuenta naves de guerra, liderado por Martok a bordo del IKS Negh'Var, fue enviado a la base estelar de la Federación Espacio Profundo 9 con el pretexto de defender la estación contra una incursión del Dominio.

Invasión preventiva[]

El capitán Benjamin Sisko, comandante de Deep Space 9, sospechaba de los motivos de los klingon, ya que no había habido actividad significativa del Dominio cerca del agujero de gusano bajorano durante meses. Por lo tanto, ordenó al teniente comandante Worf que descubriera las verdaderas intenciones de los klingon. Una vez que se enteró de la invasión planeada, Sisko instó a Martok a cancelar el ataque y le informó que la Federación no apoyaría un ataque sin provocación.

Martok no prestó atención a su advertencia y poco después comenzó la invasión. El Consejo de la Federación condenó rápidamente la invasión y, en respuesta, un Gowron enfurecido se retiró de los Acuerdos de Khitomer, poniendo fin a la alianza entre el Imperio Klingon y la Federación. Restos de la flota cardassiana Con la orden de la Flota Estelar de no interferir hasta que el Consejo de la Federación pudiera restablecer un diálogo con Gowron, los klingon eran libres de cruzar al espacio cardassiano. Sin embargo, Elim Garak, a bordo de Deep Space 9, pudo enviar una advertencia al legado Dukat, principal asesor militar del Consejo de Detapa. Aunque las colonias cardassianas periféricas fueron abrumadas casi de inmediato, la flota cardassiana se movilizó a tiempo para ofrecer una mayor resistencia a medida que los klingon se acercaban a Cardassia Prime.

Ataque klingon a convoy cardassiano

Naves klingon atacan un convoy cardassiano

Sin embargo, los klingon atravesaron las líneas cardassianas después de una batalla campal, dejándolos a solo 52 horas de Cardassia Prime. Al darse cuenta de que el planeta no podía aguantar, Sisko se ofreció a albergar al Consejo Detapa a bordo de Deep Space 9. Dukat evacuó a los miembros del consejo a bordo del crucero Prakesh, aunque fueron interceptados por varias naves de guerra klingon. Con un rescate oportuno del USS Defiant, los miembros del Consejo llegaron a Deep Space 9. Con este desarrollo, la flota Klingon se alejó de Cardassia e intentó llevarse a los miembros del consejo de Deep Space 9 por la fuerza, desatandose la Primera Batalla de Deep Space 9. Afortunadamente, las armas de la estación habían sido fuertemente aumentadas en previsión de una invasión del Dominio, y fue capaz de resistir el asedio el tiempo suficiente para que llegaran los refuerzos de la Flota Estelar.

Punto muerto[]

Tras su derrota en Deep Space 9, el impulso de la invasión klingon se desvaneció y Cardassia Prime quedó fuera de peligro. Gowron, temiendo ser asesinado por no haber conquistado a los cardassianos, simplemente declaró la victoria y detuvo el avance de sus tropas y efectivos. Mientras tanto, los klingon, negándose a renunciar a las colonias que habían conquistado, comenzaron a fortalecer sus posiciones y a desplegar sistemas de defensa orbital en preparación para una guerra de desgaste más prolongada. (DS9: "The Way of the Warrior", "Hippocratic Oath")

En los meses siguientes, las naves de guerra klingon camufladas continuaron arrasando el espacio cardassiano solos o en pequeños grupos, destruyendo objetivos. de oportunidad y saqueo de la navegación cardassiana. Los cardassianos superados respondieron con tácticas poco convencionales, como sensores fantasmas y holoproyecciones, que se ganaron el respeto de algunos klingon. (DS9: "Return to Grace", "Soldiers of the Empire")

El Defiant interviene al Prakesh

El Defiant protege al Prakesh, que transportaba a Dukat y al Consejo de Detapa, de las Aves de Presa Klingon

Los ataques klingon devastaron la infraestructura cardassiana, lo que provocó una crisis humanitaria. Las enfermedades que alguna vez estuvieron bajo control se extendieron por las colonias cardassianas, mientras que el gobierno luchaba por satisfacer las necesidades básicas de su gente. Con su flota ocupada, los cardassianos se vieron obligados a pedir ayuda a la Federación, como proporcionar naves de escolta para los convoyes de ayuda médica que respondían a una epidemia de peste rudeliana en el sistema Pentath. La Federación también proporcionó doce replicadores CFI para ayudar a reconstruir las industrias cardassianas, aunque fueron secuestrados por el jefe de seguridad de la Flota Estelar de Deep Space 9, el teniente comandante Michael Eddington, que era miembro secreto de los Maquis.

La guerra prácticamente había otorgado a los Maquis el reinado libre en la Zona Desmilitarizada, ya que los cardassianos ya no tenían los recursos para combatirlos. (DS9: "Return to Grace", "Rules of Engagement", "For the Cause") A pesar de sus pérdidas, el Consejo de Detapa no estaba dispuesto a perder lo que quedaba de su flota y permaneció a la defensiva, esperando una solución diplomática. Después de la destrucción del puesto de avanzada en Korma, que también mató a quince delegados bajoranos que asistían a una conferencia, Gul Dukat y la mayor Kira Nerys lograron capturar un ave de rapiña klingon. Incapaz de convencer al Consejo de pasar a la ofensiva con el tesoro de inteligencia militar proporcionado por un Ave de Presa Klingon, Dukat decidió embarcarse en una guerra personal con los klingon. (DS9: "Return to Grace")

Cardassia se une al Dominio[]

A medida que la guerra se prolongó ineficazmente en un segundo año, Gul Dukat inició negociaciones secretas para que los cardassianos se unieran al Dominio, colocándose a sí mismo a la cabeza del nuevo gobierno cardassiano. A mediados de 2373, una enorme flota jem'hadar de más de cincuenta naves cruzó el agujero de gusano y entró en el espacio cardassiano. En solo tres días, infligieron bajas masivas a las fuerzas klingon.

Gowron se vio obligado a realizar una retirada general, con la intención de fortalecer el Imperio Klingon y prepararse para una lucha a muerte. En cambio, Sisko lo convenció de revivir los Acuerdos de Khitomer a bordo de Deep Space 9 y unirse a la Federación contra el Dominio. Después de más de un año de conflicto, los territorios klingon y cardassiano habían vuelto a su estado anterior a la guerra, solo que con el ejército klingon sustancialmente debilitado, lo que hizo que la posición del Dominio fuera mucho más fuerte para la próxima Guerra del Dominio. (DS9: "By Inferno's Light")

Advertisement