Memory Alpha
Advertisement
Memory Alpha
19 895
páginas

"Es una perdida aceptable" - Weyoun, 2375 (DS9: Strange Bedfellows)


La Invasión de Septimus III fue una batalla entre el Imperio Klingon y la Unión Cardassiana controlada por el Dominio durante la Guerra del Dominio. Un ataque sorpresa klingon tomo por asalto y posteriormente conquisto el planeta, sede la 11va Orden Cardassiana, todo esto sin que el Dominio enviara refuerzos. Esto provocaria el posterior levantamiento rebelde cardassiano en el Frente de Liberacion Cardassiano

Antecedentes[]

En 2375, la Alianza de la Federación estaba desgastando progresivamente al Dominio, adentrándose cada vez más en el territorio cardassiano. Con sus fuerzas reducidas, el Dominio comenzó a retirarse de muchos mundos cardassianos considerados no estratégicos, dejándolos casi indefensos contra la invasión. Septimus III era uno de estos mundos.

Batalla[]

El cuartel general de la Undécima Orden cardassiana estaba ubicado en este planeta, aunque la Orden estaba gravemente debilitada por numerosas batallas durante la Guerra del Dominio y había sido reducida a una unidad de reserva. El general Martok afirmó que la Orden estaba formada por "ancianos y heridos ambulantes", y que el planeta caería con facilidad. El legado Damar se dio cuenta de la terrible situación de la Undécima Orden y le suplicó a Weyoun que enviara refuerzos. Weyoun prometió que "se ocuparía de eso".

Sin embargo, la tranquilidad de Weyoun no tenía mérito. En cuestión de días, Martok desembarcó quince divisiones en el planeta y conquistó con éxito a Septimus III. Toda la Undécima Orden, que constaba de 500.000 soldados cardassianos leales, fue aniquilada.

Consecuencias[]

Cuando la noticia de la masacre llegó al cuartel general del Dominio en Cardassia Prime, Damar enfrentó furiosamente a Weyoun, quien justificó la inacción del Dominio al afirmar que hacerlo había obligado a los klingon a comprometer recursos valiosos para conquistar un planeta "estratégicamente inútil". Cuando Damar exigió saber cuántos sacrificios más tendrían que hacer los cardassianos, Weyoun respondió con frialdad que el Dominio haría cualquier sacrificio que los Fundadores consideraran necesario para ganar la guerra. La traición de Weyoun, así como la alianza secreta hecha con Breen, alimentaron la ira de Damar hasta el punto de ebullición. Posteriormente, Damar decidió rebelarse contra el Dominio, lo que condujo a la Rebelión Cardassiana. (DS9: Strange Bedfellows)

Advertisement