Memory Alpha
Advertisement
Memory Alpha
19 895
páginas

Gowron comienza a realizar ataques imprudentes contra el Dominio. Kira y los cardassianos rebeldes planean robar un arma Breen. Odo sigue afectado por la enfermedad que amenaza con extinguir su especie.

Sumario:[]

Prólogo:[]

Mientras Kira y Elim Garak continúan instruyendo a Damar y a la Rebelión Cardassiana sobre los puntos más finos del sabotaje, las tensiones crecen entre Kira y Gul Rusot. Cuando Odo regresa de una exitosa misión para destruir un astillero del Dominio, parece notablemente agotado. Kira, al notar el estado de Odo, le sugiere que descanse un poco, y él acepta que lo necesita.

Al retirarse a una sala de literas vacía, Odo se encorva y pierde su capacidad de mantener una forma suave; parece estar descomponiéndose a nivel celular. Garak entra repentinamente en la habitación y se encuentra con un avergonzado Odo, que admite su enfermedad, incluyendo el hecho de que cambiar su forma empeora la enfermedad. Jura al cardassiano guardar el secreto; Kira no debe enterarse.

Acto Uno:[]

De vuelta a Deep Space Nine, el doctor Julian Bashir ha llegado a un callejón sin salida en su intento de curar la enfermedad de Odo, pasando varias noches en vela en el intento. El jefe O'Brien le recuerda al doctor que su mejor opción es notificar al Capitán Sisko sus sospechas sobre la Sección 31, pero Bashir se niega, temiendo que alertar a la Sección 31 sólo hará que sea más difícil vencerlos. Cree que la ciencia es la única respuesta al problema y pide airadamente a O'Brien que salga de la enfermería para poder seguir intentando encontrar una cura.

El canciller Klingon Gowron intenta culpar al General Martok de una reciente derrota en la batalla contra el Dominio en Avenal VII, a pesar de que le superaban en número seis a uno. Gowron insiste en que un buen guerrero habría luchado con más ahínco y habría encontrado la victoria. Sisko se pone del lado de Martok, culpando a Gowron de haber creado una mala estrategia de batalla, señalando que la operación fue un enorme desperdicio de recursos, hombres y equipo. Gowron da marcha atrás, aceptando no castigar aún al gravemente herido Martok. La relación entre los dos hombres es claramente tensa.

Mientras los klingons son derrotados con facilidad, la mujer cambiante busca aplastar la rebelión cardassiana lo antes posible. Aparece harapienta y en estado de descomposición. Weyoun confía en que aplastarán rápidamente a la pequeña fuerza de terroristas de Damar. Comienza a tomar partido por Thot Pran de los Breen, indicando que Weyoun les había informado previamente que Damar nunca se convertiría en traidor. Pregunta a este clon de Weyoun cuándo se arreglarán las instalaciones de clonación, con la insinuación de que cuando lo hagan, esta versión de Weyoun podrá ser sustituida rápidamente. Establece nuevos y estrictos castigos para los ciudadanos de Cardassia Prime, que son extrañamente similares a las políticas Cardassianas anteriores hacia Bajor durante la Ocupación, y también les ordena que intensifiquen sus esfuerzos para encontrar a la esposa y al hijo de Damar. También ordena a Pran que sus ingenieros aceleren el reequipamiento de los cazas Jem'Hadar con el arma de amortiguación de energía breen.

En medio de sus sesiones de entrenamiento, Kira urde un plan para infiltrarse en una instalación de reparación cardassiana en el sistema Kelvas; si consiguen robar una nave jem'hadar equipada con el arma de amortiguación de energía breen, podrían mejorar las posibilidades de la Flota Estelar de encontrar una contramedida. Garak advierte a Kira en privado que no traiga a Odo, debido a su deteriorada condición; ella admite conocer su enfermedad, y le pide a Garak que mantenga este secreto de Odo, para mejorar su moral

Acto Dos:[]

Kira and Rusot scuffle

Kira y Rusot se pelean

Sisko y Worf discuten sobre el trato que Gowron da a Martok, quien se recupera totalmente de sus heridas, y Worf sugiere que las motivaciones de Gowron son políticas, ya que se siente amenazado por la popularidad de Martok. Worf señala astutamente que no sería la primera vez que un canciller klingon antepone sus propios intereses al bien mayor del Imperio Klingon. Worf tiene un plan -un plan arriesgado- para evitar que Gowron dilapide su flota en un intento de desacreditar y humillar a Martok. En este punto, a Sisko no le importa lo arriesgado que sea, le da su apoyo a Worf para que lo utilice, ordenándole indirectamente que se asegure de que Gowron sea destituido como Canciller. Por el momento, las fuerzas klingon son las únicas naves que pueden hacer frente a las armas amortiguadoras de energía de los breen. Sisko le recuerda a Worf que Gowron está arriesgando la seguridad de todo el Cuadrante Alfa y debe ser detenido.

Elim Garak in the shadows

"Mátalo... antes de que él te mate a ti".

La tensión sigue aumentando entre Kira y Rusot. Rusot cree que Kira sólo está con ellos para matar a más cardassianos. Rusot entonces cruza la línea al tocarla físicamente. Ella le golpea repetidamente, y luego le hace una llave de cabeza incapacitante. Tras el enfrentamiento, un Rusot golpeado jura vengarse de Kira cuando la guerra haya terminado. Kira replica que no tendrá problemas para encontrarla. Cuando sale, Garak emerge de las sombras y advierte a Kira de que Rusot no esperará hasta el final de la guerra, y ella tampoco debería hacerlo. Le sugiere a Kira que mate a Rusot, antes de que él la mate a ella.

Acto Tres:[]

Worf pide a un Martok postrado en la cama que se enfrente a Gowron y le dispute el liderazgo del Imperio. Martok se niega a llevar a cabo un motín en tiempos de guerra, a pesar del comportamiento imprudente del Canciller. Argumenta que el Alto Consejo Klingon nunca le seguiría si se convirtiera en Canciller, ya que no tiene sangre noble sino que es un simple hombre de las tierras bajas de Ketha. Worf le recuerda a Martok que el propio Kahless no tenía sangre noble, y que Martok es lo suficientemente popular entre los klingons como para que, si se convirtiera en Canciller, el apoyo público que recibiría sería lo suficientemente fuerte como para que el Alto Consejo no tuviera más remedio que aceptarlo como líder. A pesar de este argumento, Martok se niega a considerar siquiera la posibilidad de desafiar a Gowron y le dice a Worf que abandone el asunto por completo. Viendo que intentar persuadir a Martok es inútil, Worf se ve obligado a desistir.

Damar se entera de que su esposa e hijo, escondidos desde que comenzó la rebelión, han sido encontrados y asesinados por el Dominio. Tanto Weyoun como la mujer cambiante sabían que la familia de Damar no estaba involucrada en la rebelión, pero su muerte fue ordenada de todos modos. El afligido Damar se pregunta en voz alta cómo puede un estado dar la orden de asesinar a mujeres y niños inocentes. Antes de que pueda detenerse, Kira le hace la misma pregunta (haciendo referencia a la Ocupación Cardassiana de Bajor), profundizando la angustia de Damar y haciendo que abandone la habitación disgustado. Kira se arrepiente inmediatamente de su arrebato, pero Garak le dice que el dolor del "jarro de agua fría" que siente Damar ahora le ayudará a abandonar su "romanticismo" sobre el pasado, lo que a su vez le ayudará a liderar una nueva Cardassia después de la guerra.

Acto Cuatro:[]

Worf está bebiendo y hablando con Ezri Dax sobre el problema con Gowron. Worf entiende el sentimiento de Martok y por eso intentará convencer a Gowron de que deje sus imprudentes ataques, sin embargo su tono indica que realmente se ha quedado sin opciones porque sabe que Gowron, que ya tiene una baja opinión de Worf, nunca le escuchará. Le pide a Dax su opinión (ya que ella tiene dos vidas de conocimiento íntimo de los klingons y la visión objetiva de un extraño). Dax afirma que es un asunto klingon, pero Worf le dice que ha sido considerada (como sucesora de Jadzia) miembro de la Casa de Martok. Ella le advierte que no le gustará lo que tiene que decir, pero Worf insiste. Dax explica entonces que el problema con Gowron es parte de un problema mayor: el Imperio Klingon está muriendo, y Dax cree que hay que dejarlo morir. A diferencia de Jadzia y Curzon, Dax no ve a los klingons de forma romántica. Ella ve al Imperio como una cultura que se enorgullece del honor, pero que está dispuesta a aceptar la corrupción en los niveles más altos... Gowron es simplemente el último ejemplo. Worf argumenta que Dax está exagerando, pero Dax contraataca preguntando a Worf quién fue el último Canciller al que respetó, si es que ha habido alguno, y cuántas veces se han encubierto los crímenes de sus líderes por el bien del Imperio. Dax termina diciéndole a Worf que lo considera el hombre más honorable que ha conocido, pero que si está dispuesto a tolerar líderes tan deshonrosos, entonces no hay esperanza para el Imperio. A Worf no le gusta, pero siguiendo el razonamiento de Dax, sabe que ella tiene razón.

Al atracar en la nave Jem'Hadar, Garak, Damar y Rusot fingen tener prisionera a Kira, buscando presentarla al Vorta que comanda la nave. El guardia cardassiano les permite subir a bordo, pero se ve obligado a quitarles las armas porque las nuevas órdenes no permiten que los cardassianos armados suban a bordo de las naves jem'hadar. Mientras los cuatro suben a bordo, el guardia cardassiano revela que ha reconocido a Damar y se compromete en silencio a apoyar a la Rebelión. Los grilletes que atan las muñecas de Kira se transforman repentinamente en Odo, que rápidamente desaparece bajo las planchas de la cubierta de la nave. Los tres cardassianos y su "prisionero" Bajorano marchan hacia el puente y se enfrentan al comandante, una mujer vorta. Garak afirma que Kira es una tal comandante Rota, la oficial de inteligencia adjunta de la Flota Estelar para todo el sector. Sin previo aviso, Odo aparece en el puente como la Mujer Cambiante, sorprendiendo tanto a los vorta como a los jem'hadar. Cuando el "Fundador" pide inspeccionar un rifle de plasma, Odo entrega el arma a Garak, que mata al Vorta y a todos los guerreros Jem'Hadar. Habiendo asegurado así el puente de la nave enemiga, no pueden sin embargo partir todavía; la instalación del arma breen (en ingeniería) está incompleta.

Acto Cinco:[]

Garak calcula que tendrán que esperar precariamente en el puente durante otros 30 o 45 minutos. Cuando reciben una transmisión entrante para el Comandante Vorta, Luaran, Kira desactiva la alimentación visual y maneja con éxito la llamada de rutina. Se agachan, esperando no despertar ninguna sospecha mientras se instala el arma.

O'Brien lleva unos rollitos de cangrejo preparados por su esposa Keiko a Bashir, que está ocupado trabajando en una cura para Odo. Bashir se disculpa con su amigo por su comportamiento del otro día pero O'Brien le dice que lo olvide. O'Brien sugiere que el doctor informe a la Flota Estelar de que ha encontrado una cura. Esto, razona O'Brien, atraerá a alguien de la Sección 31 a la estación, alguien que pueda orientarles en la dirección correcta hacia una cura real. Bashir está de acuerdo y le pregunta a O'Brien cuándo empezó a ser tan retorcido. O'Brien le dice a Bashir que se debe a haber pasado demasiado tiempo con él a lo largo de los años.

Gowron está llevando a cabo una reunión con varios de sus generales, y anuncia que Martok va a atacar Sarpedion V, el cuartel general de la Duodécima Orden Cardassiana, ante el desprecio y la preocupación de todos los presentes. Martok argumenta en contra de este plan, diciéndole a Gowron que el planeta es uno de los más fortificados y que el ataque fracasará con toda seguridad. Gowron sólo aprovecha la oportunidad para insinuar que Martok es débil, y éste se ve obligado a aceptar el ataque. Worf está presente y, recordando su anterior conversación con Ezri, sabe que ya es suficiente. Se levanta y le dice a Gowron que el ataque no debe realizarse. Afirma que Gowron es deshonroso, y que está desperdiciando naves y vidas y arriesgando la seguridad del Cuadrante Alfa sólo para poder realizar un mezquino acto de venganza. Gowron se indigna, y le dice a Worf que si no llevara un "uniforme de niño", le mataría allí mismo. Worf responde quitándose su insignia y poniéndola sobre la mesa, ya que lo que dice y hace no es como oficial de la Flota Estelar, sino como miembro de la Casa de Martok. Afirmando que Gowron se ha deshonrado a sí mismo y al Imperio, desafía tranquilamente la idoneidad de Gowron para liderar el Consejo, y el honor klingon sólo da una respuesta a tal desafío: un duelo. Ambos toman bat'leths y se preparan para una lucha a muerte.

Gowron and Worf battle

Duelo a muerte

Martok le dice a Worf que su plan es una locura, pero Worf ha tomado claramente su decisión. El resultado de toda la Guerra del Dominio podría depender de lo que está a punto de suceder. El combate comienza, y aunque Gowron demuestra ser competente, la mayor habilidad de Worf consigue un golpe temprano y pone el duelo a su favor, Gowron rugiendo sus empujones y golpes fuertes y Worf mayormente silencioso y concentrado. En un momento vital, uno de los lados del bat'leth de Worf se hace añicos, pero empujando a Gowron al suelo, se recupera rápidamente eligiendo las secciones de la punta del lado cercenado y utilizándolas como cuchillos. Justo cuando el canciller obliga a Worf a caer de espaldas al suelo y está a punto de darle un golpe mortal, Worf, habiendo fingido estar aturdido y con Gowron ahora a la distancia de un brazo, se incorpora de repente y apuñala a Gowron en cada lado del abdomen con sus dos cuchillos improvisados. El Canciller mortalmente herido grazna "No tendrás este día...", y cae de espaldas al suelo. Gowron está muerto, y Worf lanza el tradicional grito de muerte. La túnica del Canciller es inmediatamente lanzada alrededor de Worf por Martok, pero cuando los klingons comienzan a corear el nombre de Worf, éste los detiene. Worf explica que lo que hizo fue para ayudar a marcar el comienzo de una nueva era de honor y dignidad para el Imperio Klingon... pero que él no es el hombre para guiarlos hacia ella. Mientras Worf sostiene el manto del Canciller hacia Martok, éste protesta que nunca ha buscado el liderazgo. Worf le recuerda que Kahless dijo que "los grandes hombres no buscan el poder, el poder se les impone". Sin oponer más resistencia, Worf coloca el manto sobre los hombros del general y pide a la sala que "¡salve a Martok, líder del Imperio! Líder del destino".

Odo virus affliction

Kira consuela a un deteriorado Odo

Durante la tensa espera para que termine la instalación del arma breen, un agotado Odo trata de mantenerse en forma mientras Kira le consuela. Sin embargo, Rusot desafía a Kira, apuntándole con su arma. Garak le impide disparar y apunta con su arma a Rusot. Cuando llega la confirmación de que el arma breen está instalada, Rusot insta a Damar a disparar a Garak, alegando que pueden tomar el arma breen para sí mismos y, una vez que el Dominio haya desaparecido, reconstruir la Unión Cardassiana como el imperio al que ambos sirvieron y amaron. "Apunta", insta Rusot, "y dispara". Damar apunta y dispara... y Rusot cae muerto.

Ante la mirada atónita de Kira y Garak, Damar explica con tristeza que Rusot era su amigo, pero que la Cardassia en la que creía ya no existe, y que no volverá. Kira y Garak son lo suficientemente sabios como para guardar silencio, sabiendo que Damar ha cruzado una línea y necesitará tiempo para asimilar su decisión. A la orden de Kira, inundan la nave con gas neurazina para dejar fuera de combate al resto de la tripulación y salir de la estación con el arma breen intacta. Damar se hace cargo del timón en silencio, permitiendo a Kira consolar a un Odo que se deteriora rápidamente.

Notas de Producción:[]

En el Mundo[]

  • Latinoamérica: Mirando Hacia el Viento
  • Brasil: Navegando Contra o Vento
  • Alemania: Fliege mit dem Wind (Volar con el Viento)
  • Italia: Navigando contro vento
  • Francia: Le souffle de la guerre (El Aliento de la Guerra)

Historia y Guión:[]

  • El título de este episodio es una referencia náutica, que describe cuando un barco sigue un curso contra un vendaval haciendo continuamente correcciones de rumbo.
  • Inicialmente, el plan para este episodio era que Worf simplemente convenciera a Gowron de que estaba permitiendo que su ego guiara sus decisiones y que no estaba actuando en el mejor interés del Imperio. Gowron regresaría entonces a Qo'nos y entregaría el control de la guerra a Martok. Ron Moore, sin embargo, consideró que esto era demasiado simple y que dejaba al Imperio Klingon fuera de juego con demasiada facilidad; "Quería ver a los Klingons de una manera diferente, y mirar lo que había creado con la misma mirada fría que Ezri. Sí, estos tipos son corruptos, y Worf lo ha soportado durante mucho tiempo. Hablan muy bien de lo honorables que son, pero no son capaces de estar a la altura de sus ideales. Eso es algo importante que hay que decir, así que vamos a decirlo". ("Star Trek: Deep Space Nine Companion" (pág. 691))
  • Ron Moore era un gran fan de cómo este episodio cerraba el círculo de Kira Nerys, devolviéndola a las raíces terroristas de las que se había desprendido justo antes del comienzo de la serie. De hecho, devolverla a esos orígenes era algo que le apetecía hacer desde hacía tiempo: "La historia de fondo es que es una terrorista que se ha convertido en parte del establishment. Nunca había habido una forma cómoda de hacerla terrorista de nuevo, aunque habíamos tenido algunos episodios en los que salía y hacía cosas. Pero volver a convertirla en la "terrorista que vuela edificios" habría sido difícil de justificar. Finalmente pudimos justificarla aquí por las circunstancias". ("Star Trek: Deep Space Nine Companion" (pág. 691)) La propia Nana Visitor comenta: "Es interesante, sabes. Me convertí en coronel, y Kira está definitivamente en el lado administrativo, y eso fue todo un arco para mi personaje, ella tiene que usar su mente y no su fuerza muscular tanto. Pero los guionistas, en su sabiduría, encontraron una forma de devolverme al principio enviándome a Cardassia, para tener que entrenar a estos cardassianos para ser terroristas, como yo, o luchadores por la libertad, por así decirlo. Y eso hace aflorar la vieja luchadora que hay en Kira y todas las respuestas viscerales y un montón de viejos recuerdos. Así que la Kira que se ve en este arco final es una especie de revisita, de una manera interesante. Es más vieja, más sabia, todo eso, pero sigue siendo así, sigue siendo un poco luchadora". (Dossier de la tripulación: Kira Nerys, DVD de la 1ª temporada de DS9, Características especiales)
  • Las palabras relativas al poder que se le otorga a los dignos, atribuidas a Kahless, son una paráfrasis de la obra de William Shakespeare llamada "Noche de Reyes" (acto II, escena 5), donde el personaje cómico Malvolio lee en una carta (enviada para burlarse de él) "...no tengas miedo de la grandeza; algunos nacen grandes, otros alcanzan la grandeza y a otros se les impone la grandeza".
  • La escena en la que Sisko y Gowron hablan del ataque de Martok a Avenal VII es más larga en el guión. Las líneas cortadas son las siguientes.
    • Gowron: -La nave insignia de Martok no volverá a la estación hasta dentro de tres días. Eso me dará tiempo para ultimar los planes de nuestra próxima operación.
    • Sisko: -Canciller, no podemos permitirnos seguir desperdiciando naves en estos ataques temerarios.
    • Gowron: -Me gustan los hombres valientes, capitán... pero no los insensatos. Los soldados del Imperio están bajo mi mando. Y si digo que los ataques continuarán... continuarán. ("Star Trek: Deep Space Nine Companion - A Series Guide and Script Library")
  • Ronald D. Moore reveló una vez que en una escena eliminada de este episodio (cortada por el tiempo), "Ezri le preguntó a Worf cómo era estar en el pináculo del Imperio por un momento y Worf dijo que recordaba haber deseado que su padre hubiera estado allí para verlo. Ezri respondió: 'Creo que él lo sabe... y también Jadzia', antes de brindar por su breve reinado".([1], "Star Trek: Deep Space Nine Companion - A Series Guide and Script Library")

Casting y Personajes:[]

  • Cuando Michael Dorn leyó el guión de este episodio, buscó a Robert O'Reilly y le pidió disculpas por haber matado a su personaje. ("Star Trek: Deep Space Nine Companion" (pág. 698))
  • Para su último día de rodaje, el actor Robert O'Reilly pasó la mayor parte del mismo en el suelo interpretando el cadáver de Gowron. Al final del día, cuando el rodaje terminó, O'Reilly llamó a Michael Dorn para que le ayudara a levantarse (ya que los actores no pueden levantarse del suelo con el vestuario completo de Klingon). Sin embargo, Dorn ya había abandonado el plató, lo que llevó a O'Reilly a quejarse: "Chico, una vez que te matan, se olvidan de ti". ("Star Trek: Deep Space Nine Companion" (pág. 699))
  • Este episodio marca la aparición final de Robert O'Reilly como Canciller Gowron, papel que comenzó a interpretar en el episodio de TNG: "Reunion".
  • La esposa de Armin Shimerman, Kitty Swink, hace otra aparición como invitada en DS9 como Luaran. Anteriormente había hecho una aparición como Rozahn en "Sanctuary". El propio Shimerman no aparece en este episodio ni en el siguiente (por lo que Bashir y O'Brien se encuentran siempre en un Quark's vacío). Estaba rodando los últimos episodios de la tercera temporada de Buffy The Vampire Slayer, en la que su personaje, el director Snyder, tenía un papel importante.

Continuidad y Datos de Interés:[]

  • La charla de Ezri con Worf sobre el Imperio Klingon recuerda a la charla de Kirk con el Spock del Universo Espejo sobre el Imperio Terrano en TOS: "Mirror, Mirror"; ambos imperios van por caminos suicidas, y el forastero (Kirk y Ezri) aboga por las virtudes definitorias del miembro (Mirror Spock con su lógica y Worf con su honor) para convencerles de que tomen medidas radicales para salvarlos (en lugar de simplemente sentarse y aceptar las acciones del Imperio y su eventual caída), lo que ambos acaban haciendo.

Créditos[]

Estrellas Invitadas[]

Actores:[]

No Acreditados:[]

Dobles:[]

Historia y Guión:[]

Dirección:[]

Música:[]

Referencias:[]

Cartografía:[]

Naves:[]

Razas:[]

Otros:[]

Enlaces externos[]

Notas al Pie[]

(1) Las fechas de emisión y rating/ranking corresponden a Estados Unidos

Episodio Anterior: Star Trek: Deep Space Nine Episodio Siguiente:
When It Rains... Séptima Temporada Extreme Measures
Advertisement