Memory Alpha
Advertisement
Memory Alpha
19 895
páginas

Spock tiene que hacer frente a difíciles decisiones de mando cuando su lanzadera se estrella en un mundo de gigantes bárbaros.

Sumario:[]

Prólogo:[]

"Bitácora del Capitán, fecha estelar 2821.5. En ruta hacia Makus III con un cargamento de suministros médicos, nuestro rumbo nos lleva más allá de Murasaki 312, una formación parecida a un cuásar. Vaga... indefinida. Una oportunidad inestimable para la investigación científica. A bordo está el Alto Comisionado Galáctico Ferris, supervisando la entrega de los medicamentos a Makus III".
Galileo 7 fully crewed

Los siete miembros de la tripulación de la Galileo

En el puente de mando del USS Enterprise, el Capitán Kirk recibe una señal de Spock indicando que el transbordador "Galileo" está listo para despegar. Una tripulación compuesta por Spock, el Teniente Comandante Scott, el Dr. McCoy, los Tenientes Latimer, Gaetano y Boma, y la Paje Mears, ha sido reunida a bordo del transbordador para esta misión científica.

Ferris enters the bridge

Ferris entra en el puente del Enterprise

El Alto Comisionado Ferris entra en el puente desde el turboascensor y recuerda al capitán su objeción a esta desviación de la prioridad mayor de entregar suministros médicos. La plaga en las colonias de Nuevo París está fuera de control, sostiene, y el Enterprise debe llegar a Makus para que los suministros puedan ser transferidos desde allí a la colonia.

Galileo launches, remastered

Lanzamiento de la Galileo

Kirk entiende esto, pero también afirma que tiene órdenes de la Flota Estelar de investigar "todos los cuásares y fenómenos similares a los cuásares" y observa que el encuentro es en cinco días, mientras que el viaje a Makus sólo durará tres. Así pues, dispone de 48 horas para estudiar el fenómeno.

El Galileo procede al lanzamiento. En el interior del fenómeno, el transbordador sufre turbulencias que lo desvían de su trayectoria. Las interferencias eléctricas generadas por el fenómeno hacen que los sensores no sean fiables y que la comunicación sea imposible tanto para el transbordador como para el Enterprise. Sin embargo, Uhura consigue entender las palabras "volando fuera de curso" en una transmisión extremadamente confusa. Kirk debe intentar un rescate sin sensores operativos en el interior de una formación similar a un cuásar que contiene cuatro sistemas solares en las inmediaciones.

Acto Uno:[]

"Bitácora del Capitán, fecha estelar 2821.7. El fenómeno electromagnético conocido como Murasaki 312 se arremolina como una plaga furiosa en el espacio. Un deprimente recordatorio de que aún no se sabe nada de siete de nuestros compañeros. Igualmente malo, el efecto ha inutilizado nuestros sistemas normales de búsqueda. Sin ellos estamos ciegos y casi indefensos".
Galileo on Taurus II

Galileo dañada en la superficie Taurus II

La Galileo se ve obligada a realizar un aterrizaje de emergencia en Taurus II, un planeta solitario en el corazón de Murasaki 312.

Mientras Scott intenta reparar la nave dañada, Latimer y Gaetano son enviados a explorar la zona y reciben instrucciones de mantener contacto visual con la nave. Mientras tanto, en el Enterprise, los sensores siguen inoperativos y los transportadores no funcionan de forma segura. Kirk ordena que un segundo transbordador, el "Columbus", se prepare para el lanzamiento con el fin de buscar la otra nave en la superficie del planeta.

Uhura informs Kirk and Ferris of habitable planet

Uhura descubre un planeta Clase M

La tensión aumenta entre Kirk y Ferris cuando Kirk deja claro que planea utilizar cada minuto libre para buscar a sus compañeros varados. Uhura actúa temporalmente como oficial científico y ayuda a acotar la búsqueda de Galileo descubriendo que un planeta de la zona, Taurus II, es de Clase M. Kirk hace que Sulu ponga rumbo al planeta.

Cuando Scott evalúa los daños, descubre que la Galileo ha perdido una gran cantidad de combustible, tanto que sería incapaz de alcanzar la velocidad de escape, e incluso para llegar a la órbita necesitarían salir con al menos quinientas libras menos que cuando llegaron.

Archivo:ScottyAndSpockTryRepairs.jpg

Scott y Spock diagnostican los problemas de Galileo

Observando que muy poco del equipo de a bordo es prescindible, y que quinientas libras equivalen aproximadamente al peso de tres adultos, Spock se prepara para la difícil decisión de qué tres tripulantes dejar atrás para que el resto pueda sobrevivir.

Es en este momento cuando la fría lógica de Spock empieza a inquietar a algunos miembros de la tripulación, sobre todo al teniente Boma. Boma propone que echen a suertes quién se queda atrás, pero Spock responde que él está mejor cualificado para tomar la decisión que lo que lo estaría un "sorteo al azar".

Durante su expedición de exploración, Latimer y Gaetano oyen extraños sonidos de molienda, que parecen provenir de todo su alrededor en una densa niebla. Al intentar escapar de vuelta a la Galileo, se encuentran con un humanoide gigante con forma de "hombre de las cavernas" que empuña una lanza. La criatura es hostil y ataca a los dos tripulantes. Tomado por sorpresa, Latimer es alcanzado por una lanza en la espalda, hiriéndole mortalmente. Cae al suelo desde un saliente rocoso y Gaetano intenta defenderse del taureano con su fáser, disparando a ciegas.

Acto Dos:[]

Gaetano, que ha conseguido ahuyentar al gigante, es encontrado por Spock y Boma, desplomado, mirando estupefacto el cuerpo de su compañero caído. Tras correr un poco más adelante para asegurarse de que el gigante se ha ido, Spock regresa y examina la lanza. Observa una similitud con la punta Folsom, comentando que es "tosca" y "no muy eficiente". Una vez más, las palabras de Spock inquietan a sus compañeros de tripulación, que encuentran muy inapropiado que esté cavilando sobre arqueología cuando uno de sus camaradas acaba de ser asesinado. Spock, lógico como siempre, responde: "Mi preocupación por los muertos no le devolverá la vida, señor Boma".

Boma y Gaetano deciden llevar el cuerpo de vuelta a la nave. Spock no se opone, ya que hacerlo no interferirá con los esfuerzos de reparación. Cuando se ofrece a ayudarlos, se niegan.

"Bitácora del Capitán, fecha estelar 2822.3. Seguimos buscando. Pero cada vez me resulta más difícil evitar una sensación de absoluta inutilidad y... gran pérdida".

No hay cambios en el estado de los sensores, transportadores y comunicaciones. El grupo de búsqueda no ha encontrado señales de la Galileo o sus pasajeros. Kirk ordena al Columbus "ampliar su rumbo dos grados en cada vuelta a partir de ahora". Sulu objeta que esto deja importantes lagunas en el área de búsqueda, pero Kirk señala que simplemente no tienen tiempo suficiente para cubrir todo el planeta, y de esta forma cubren la mayor área, aunque dejen lagunas al hacerlo. Kirk aconseja a Sulu que mantenga su atención en el timón.

De vuelta al interior del transbordador, McCoy y el ayudante Mears informan a Spock de que han podido reunir unos ciento cincuenta kilos de maquinaria no esencial para sacarla del Galileo. Spock los felicita, pero observa que incluso después de deshacerse de ese peso, siguen pesando 150 libras de más. McCoy y Spock discuten un poco sobre la ética de dejar atrás a un hombre para salvar a seis, pero son interrumpidos por Boma, que al entrar en la nave anuncia que están listos para la ceremonia fúnebre de Latimer. Spock no tiene ningún interés en llevar a cabo dicha ceremonia, ya que su experiencia es necesaria para ayudar a Scott con las reparaciones. Intenta delegar las tareas funerarias en el Dr. McCoy, pero éste insiste en que es responsabilidad de Spock como oficial al mando. Spock acepta este deber, pero insiste en que las reparaciones tienen la máxima prioridad. Argumenta que ocupándose "primero de lo primero" pretende maximizar las posibilidades de supervivencia de la tripulación restante. Boma se marcha y cierra las puertas de Galileo.

Más tarde, mientras Scott y Spock siguen intentando reparaciones, un tubo roto deja escapar todo el combustible restante. El transbordador se queda sin medios de propulsión. Decepcionado por el suceso, Spock aconseja a un pesimista Scott que "considere las alternativas", afirmando que "siempre hay alternativas".

MearsGaetanoBoma

Mears, Gaetano y Boma consideran el uso de la fuerza contra los gigantes.

En el exterior, vuelven a oírse fuertes ruidos de molienda. Spock identifica los sonidos como madera, frotando sobre cuero. Boma sugiere que si los gigantes son una cultura tribal, y por lo tanto tienen un sentido de unidad, la tripulación puede usar eso a su favor. Haciéndoles daño, se les puede disuadir de volver a molestar a la tripulación. McCoy y Gaetano están de acuerdo en que este es un curso de acción "lógico". Spock duda, pero admite que el plan tiene lógica, aunque aborrece la violencia innecesaria contra otras formas de vida. Propone un tercer plan: asustarlos disparando fáseres cerca de los gigantes, no para herirlos o matarlos, sino simplemente para asustarlos. Envía a McCoy y Mears de vuelta al transbordador para ayudar a Scott, mientras él conduce a Boma y Gaetano hacia los gigantes.

El plan parece ejecutarse con éxito, y Spock regresa con Boma al transbordador, dejando a Gaetano de guardia y en comunicación con la nave. Cuando regresa, Scott le cuenta a Spock una idea que tiene para reconfigurar el reactor principal para que funcione con la energía de los fáseres de mano. Desafortunadamente, su único medio de escape resulta ser su único medio de defensa. El uso de los fáseres como combustible impide su uso para medidas defensivas contra los gigantes. Spock y los demás concluyen que es su única opción. Scott comienza las modificaciones.

Los transportadores del Enterprise ya están operativos, y Kirk decide transportar tres grupos de aterrizaje directamente al planeta con la esperanza de aumentar las posibilidades de encontrar a la tripulación perdida.

El tripulante Gaetano es atacado y pierde su fáser cuando una gran roca es lanzada contra su mano. Intenta trepar por un acantilado, pero no puede, y un gigante acaba matándole.

Acto Tres:[]

Order 480-G anthropoid

Un gigante amenaza a la Galileo

Spock, McCoy y Boma llegan a la última posición conocida de Gaetano. No aparece por ninguna parte, pero Spock descubre su fáser en el suelo. Spock ordena a los otros dos que vuelvan a la nave y entrega el fáser de Gaetano a Scott para su conversión. Boma se opone, pero la respuesta de Spock es entregarles también su fáser (el de Spock). Spock persigue entonces una "curiosidad científica" sobre lo ocurrido a Gaetano.

Acercándose sigilosamente a los gigantes, Spock encuentra el cuerpo sin vida de Gaetano y se lo lleva hacia el transbordador. Los gigantes no tardan en darse cuenta de su presencia y comienzan a lanzarle numerosas lanzas, una de las cuales no alcanza por poco la cabeza de Spock, pero es bloqueada por la punta de una roca que sobresale. Poco después de que Spock consigue regresar, una de las criaturas (que seguía a Spock) comienza a asaltar la propia nave golpeándola con grandes rocas, con la aterrorizada tripulación en su interior. Spock observa, tanto para sí mismo como para cualquiera, que la lógica le ha fallado por completo en este caso, no había previsto que las criaturas atacarían tras ver sus armas superiores, al igual que no previó el resentimiento mostrado por su tripulación durante la misión. Mientras el transbordador se sacude, Scott informa que pasará al menos otra hora antes de que los fásers se agoten, una hora que claramente la tripulación no tiene en este momento.

"Bitácora del Capitán, 2823.1. Nuestros grupos de aterrizaje están en la superficie de Taurus II, y continuamos esperando. Los instrumentos están volviendo lentamente a una condición operable a medida que la tormenta de iones se dispersa lentamente. En la nave, sólo podemos esperar impotentes".
Archivo:ScottyElectrifiesHull.jpg

Scott electrifica el casco de Galileo

A Spock se le ocurre utilizar las baterías de la nave para electrificar el casco exterior. Al parecer, los gigantes estaban tocando la nave en el momento de electrificarla, ya que las criaturas se marchan poco después.

Boma argumenta entonces que es hora de realizar los ritos funerarios para sus dos compañeros de tripulación caídos. Finalmente, Spock cede y permite el entierro, "siempre que las criaturas lo permitan".

KelowitzTalksToKirk

Kelowitz habla con Kirk en el monitor de la estación científica.

En el Enterprise, el grupo de aterrizaje dos acaba de ser transportado de vuelta con algunas bajas y ningún superviviente del transbordador. El Teniente Kelowitz, que lideraba el grupo, informa al capitán, describiendo las mismas criaturas gigantes encontradas por la tripulación de la Galileo. Según su relato, al Alférez O'Neill "le atravesaron el cuerpo con una lanza antes de que supiéramos que estaban por aquí". El Teniente Immamura sobrevivió con graves laceraciones y un hombro dislocado, pero debería estar bien.

El comisario Ferris llega al puente e informa al capitán de que su tiempo se ha agotado. Ferris asume ahora el mando de la nave bajo los poderes que le otorga el Título 15, Procedimientos de Emergencia Galáctica. Kirk ordena el regreso de los grupos de desembarco restantes y llama al Columbus para que regrese, manteniendo la esperanza de que el Galileo aún pueda presentarse en el tiempo que tardan los demás en regresar. Con gran reticencia, Kirk ordena a Sulu que ponga rumbo a Makus III.

Acto Cuatro:[]

"Bitácora del Capitán, suplemento. Los grupos de búsqueda han regresado a la nave. El Columbus está de regreso. Me he visto obligado a abandonar la búsqueda".

Según Uhura, el Columbus regresará y atracará en 23 minutos. Por lo tanto, sólo quedan 23 minutos para la búsqueda.

Archivo:Scotty drains phaser for shuttlecraft.jpg

Spock, Boma y McCoy discuten la situación mientras Scott drena los fáseres.

En la superficie, Scott acaba de terminar de drenar el último fáser de la fuente de energía de la nave y estima que tienen la energía suficiente para mantener la órbita durante unas horas, e incluso la suficiente para realizar una reentrada de combustión controlada. Scotty dice que la nave estará lista para despegar en ocho minutos. Spock dice entonces a McCoy y Boma que tienen diez minutos para enterrar a Gaetano, y que él les ayudará.

El Columbus regresa al Enterprise y atraca. Todos los grupos de desembarco han sido transportados a bordo. Kirk se queda sin más excusas para el retraso. Por tanto, el Enterprise inicia el viaje a Makus III a "velocidad espacio-normal", y Kirk, no dispuesto a perder la esperanza en la tripulación de la Galileo, ordena escaneos completos de los sensores en sentido inverso, con los haces dirigidos a popa.

En Taurus II, la ceremonia fúnebre es interrumpida por lanzas voladoras. McCoy, Boma y Spock son atacados de nuevo por los gigantes, y corren de vuelta a la nave. Tras devolver una de las lanzas a los asaltantes para ganar tiempo para los demás, Spock se da la vuelta y se dirige también a la nave. Pero a los pocos pasos, una gran roca se lanza sobre él y le atrapa contra una pared rocosa. Les dice a los demás que despeguen sin él, pero hacen caso omiso de la orden y le quitan de encima la pesada roca para que pueda regresar.

Archivo:FuelJettison.jpg

Spock pulsa el botón de expulsión de combustible

Los tres consiguen volver al transbordador, pero el tiempo extra empleado en liberar a Spock permitió a los gigantes reunirse alrededor de la nave y sujetarla físicamente para impedir que despegara. Tras disparar los propulsores, consiguen liberarse y despegar. Desgraciadamente, una vez en órbita, se dan cuenta de que sin los propulsores no podrán realizar un aterrizaje suave y, si no son rescatados, se quemarán en la atmósfera durante la reentrada. Spock recuerda sombríamente a su grupo que gracias a que Boma y McCoy intentaron salvarle, habrán arruinado sus escasas posibilidades de supervivencia. En este punto, Scott le recuerda a Spock su anterior comentario de que "siempre hay alternativas". Spock, en un acto que sorprende a los demás, reconoce que "puede haberse equivocado".

Spock jettisons the Galileo's fuel

"¿Está usted mal de la cabeza?"
"Tal vez, Sr. Boma".

Cuando alcanzan la altitud orbital, mientras persiguen al Enterprise, Scott calcula que tienen combustible suficiente para mantenerla durante 45 minutos. En este punto, Spock comete un acto de desesperación. Arroja el combustible y lo enciende con la esperanza de que el Enterprise vea la llamarada y acuda en su rescate. Esto les deja sólo 6 minutos de órbita. La tripulación del Galileo está conmocionada, pero pronto Scott se da cuenta de que la acción de Spock fue "como lanzar una bengala", y ofrece que fue "una buena apuesta".

Afortunadamente, la apuesta sale bien. La bengala llama la atención de Sulu, que informa al capitán y cambian el rumbo 180 grados para intentar de nuevo el rescate, esta vez sin que Ferris se dé cuenta.

UhuraMearsLaugh

Uhura y Mears se suman a las risas de la tripulación.

A medida que la órbita de la Galileo empieza a decaer, los cinco pasajeros supervivientes se preparan para la inevitable combustión. Justo cuando la nave está a punto de incinerarse, el Enterprise transporta a la tripulación, sana y salva. Al conocer la buena noticia, un emocionado Kirk ordena a Sulu reanudar el rumbo hacia Makus III a factor warp 1.

Con Spock y McCoy sanos y salvos en el puente, Kirk confronta a Spock en su estación científica sobre sus acciones, intentando que Spock admita que la llamarada fue un acto puramente emocional. Spock intenta evadir la pregunta enmarcando la acción como una decisión lógica de actuar a la desesperada. Kirk se lo plantea directamente, preguntándole si va a admitir que fue un acto emocional puramente humano. "No, señor", responde Spock. Kirk comenta entonces que Spock es un hombre muy testarudo. "Sí, señor", es la respuesta de Spock. A excepción de Spock, toda la tripulación del puente se echa a reír.

Notas de Producción:[]

En el Mundo[]

  • Latinoamérica / España: Galileo 7 (Galileo Séptimo / El Galileo Siete)
  • Brasil: O Primeiro Comando (El Primer Comando)
  • Alemania: Notlandung auf Galileo 7 (Aterrizaje Forzoso del Galileo 7)
  • Italia: La Galileo
  • Francia: Galileo ne répond plus (La Galileo no Responde)
  • Japón: Gorilla no Wakusei (Planeta de Gorilas)

Historia y Guión:[]

  • De acuerdo a Oliver Crawford, la historia original está tomada del film de 1939 "Five Came Back", en la cual doce personas en un aeroplano se estrellan en las junglas de Sudamérica, donde habitan tribus de cazadores de cabezas. Los pilotos intentan arreglar la nave, pero con los daños y el combustible que tienen sólamente cinco podrán escapar de la selva.

Casting y Personajes:[]

  • A los productores les gustó la interpretación de Don Marshall como Boma, y tenían la intención de traer de vuelta al personaje. Sin embargo, para entonces, Marshall ya había firmado con Irwin Allen para coprotagonizar "Tierra de Gigantes" (que empezó a rodarse en 1967, pero no se estrenó hasta un año después). ("These Are the Voyages: TOS Season One", 1ª ed. p. 313)

Producción:[]

  • El modelo de la plataforma de observación se diseñó para que coincidiera con el decorado visto en "The Conscience of the King". ("The Star Trek Compendium", pág. 44)
  • Después de la filmación de este episodio, no se hicieron nuevas tomas de la miniatura del transbordador. Todas las tomas del modelo de transbordador utilizadas en la serie eran imágenes de archivo de este episodio, a veces mezcladas con diferentes fondos.
  • Wah Chang creó el maquillaje de la criatura simiesca. Se consideró demasiado grotesco para mostrarlo en primeros planos, pero los rostros de las criaturas pueden verse en algunas escenas. Se rodó un primer plano de la criatura, pero se eliminó. Además, la NBC Broadcast Standards ordenó que no se viera claramente la vista de Latimer con la gran lanza en la espalda. Cuando Gaetano dispara su fáser en la niebla, hay un efecto óptico de niebla adicional, que tuvo que ser añadido en postproducción, que bloquea la visión del oficial empalado. ("These Are the Voyages: TOS Season One", 1ª ed. pág. 306)
  • Aunque la Galileo fue destruida en este episodio, volvió a aparecer en dos episodios posteriores, "Metamorphosis" y "The Way to Eden". Sin embargo, no fue hasta su aparición final en este último episodio cuando la nave a escala real fue repintada para que dijera Galileo II. Un transbordador de diseño similar apareció en tres episodios: "Journey to Babel", "Let That Be Your Last Battlefield", y "The Menagerie, Part I" - siendo una lanzadera sin nombre del Enterprise en Babel y una lanzadera sin nombre de la base estelar en los otros dos episodios.

Continuidad y Datos de Interés:[]

  • El episodio marca la primera aparición en Star Trek del rango de "alférez", ya que el alférez O'Neill es mencionado en este episodio.

Errores:[]

  • En las escenas rodadas en el interior del trasbordador, cuando un tripulante sale al exterior se observa como la mano de un técnico es quien abre y cierra la parte inferior de la escotilla.

Créditos[]

Estrellas Invitadas:[]

Actores:[]

No Acreditados:[]

Dobles:[]

Historia:[]

Guión:[]

Dirección:[]

Música:[]

Referencias:[]

Cartografía[]

Naves[]

Enlaces externos[]

Notas al Pie[]

(1) Las fechas y orden de emisión corresponden a Estados Unidos

Episodio Anterior: Star Trek: The Original Series Episodio Siguiente:
Shore Leave Primera Temporada The Squire of Gothos
Advertisement